Artículos sobre Análisis en el Blog de Visirius

Entradas

DimensionesPortada

La Ruta de la Digitalización

O cómo hemos diseñado de forma colaborativa una herramienta de autodiagnóstico para afrontar la transformación digital de las pequeñas empresas. Este proyecto nace gracias al reto planteado por Uxer School a finales de marzo de 2020, pocos días después que en España se declarara el Estado de Alarma y la obligación de confinarnos.

¿Cómo podríamos diseñar soluciones de manera colaborativa para abordar los retos globales derivados de la pandemia del Coronavirus?

Teníamos 5 semanas para unirnos con personas de cualquier parte del mundo y, sin conocernos, crear un prototipo que respondiera al reto planteado. En nuestro grupo nos unimos 5 personas de Argentina, España y Perú y nos preguntamos: ¿Cómo podemos ayudar a las empresas que aún no se han digitalizado a hacerlo en este momento?

Siguiendo la metodología Design Thinking realizamos una investigación previa al desarrollo del prototipo basada en entrevistas a personas de distintas profesiones con dificultades para digitalizar su desarrollo profesional (profesora de danza, técnica de desarrollo comunitario en un pueblo, bióloga en un laboratorio de análisis clínicos).

Paralelamente lanzamos una encuesta online entre las personas participantes del resto de retos y nuestros contactos. Conseguimos 118 respuestas en 10 días. Con el cuestionario queríamos identificar el tipo de empresas a quien más podíamos ayudar en función de tres dimensiones: su nivel de digitalización, qué actividades pueden seguir desarrollando en el confinamiento y qué tipo de ayudas declaran para mejorar su proceso de digitalización. Con un análisis clúster identificamos 3 «segmentos de empresas»: el león (marca el camino a seguir), el oso (es fuerte pero se está quedando atrás) y la ardilla (tiene pocos recursos pero todas las ganas).

Segmento León
Segmento Ardilla

 

Nos enfocamos en diseñar cómo podíamos ayudar al segmento de ardillas y creamos La Ruta de la Digitalización: una herramienta muy sencilla que proporciona una visión global de las distintas dimensiones de la digitalización empresarial con la intención de facilitar el autodiagnóstico. Consiste en una especie de «Plano de metro» con 6 dimensiones y dentro de cada dimensión dos líneas de desarrollo con cinco «paradas» cada línea, que van desde el desarrollo nulo (el primer punto de la izquierda) hasta el máximo desarrollo (el último punto de la derecha). Y como en un plano de metro se trata de preguntarse: ¿dónde estamos actualmente y hacia dónde queremos ir?

Te animamos a que emprendas el viaje de la Ruta de la Digitalización, deseamos que te ayude a reflexionar y si quieres comentarnos cómo se podría mejorar este prototipo, ¡nos será de gran ayuda!

Ruta_1
Ruta_2

Si quieres leer un artículo en Medium explicando el proceso de desarrollo con más detalle, clica aquí.

 

Motivos

Comprender y priorizar

 

Sumergirse en un libro una tarde de domingo y devorarlo. Placer supremo.

Me sucedió con «La Farsa de las Startups. La cara oculta del mito emprendedor» de Javier López Menacho, editado por Libros de la Catarata.

Farsa

«Si este libro arroja algo de luz ante el abismo, y sirve para advertir de lo que conlleva emprender en un universo entregado a su propia farsa, habrá cumplido su propósito».

Lo cumple con creces, arroja muchísima luz ante esta incertidumbre que es emprender. Y con este post queremos contribuir al debate alrededor de esta farsa aportando lo que sabemos hacer: el análisis creando un ejercicio práctico y aplicable a empresas, proyectos y entidades, sean o no startups.

 

 

 

Todo el libro está plagado de ideas clave, pero el capítulo 7 es crucial: ¿Por qué fracasa una startup?

En él se enumeran 30 motivos de fracaso. Vistos así, de golpe, la sensación es abrumadora. Con este listado (y muchos post-it) como punto de partida, proponemos una serie de transformaciones para que esta información de tanto valor, en vez de abrumarnos, nos ayude a mejorar.

 

Motivos

Estructurar la información siempre ayuda a clarificar una problemática.

A partir de aquí empieza nuestra aportación que consiste en clasificar los 30 motivos de fracaso en 5 dimensiones que hemos identificado (podrían ser más, podrían ser menos y podrían ser otras):

  1. Análisis del mercado
  2. Desarrollo de productos y servicios
  3. Organización interna
  4. Robustez financiera
  5. Estrategia
Dimensiones

 

Aunque suene a tópico de autoayuda, pensar en positivo nos da más fuerzas que pensar en negativo.

Así que en vez de hablar de motivos de fracaso, le damos la vuelta y transformamos cada motivo de fracaso en una acción que se pueda trabajar, en un objetivo a conseguir. El contenido es el mismo, la energía es la opuesta.

Y para darle más fuerza identificamos cada dimensión con un color distinto; los colores, ese recurso visual tan sencillo que tanto agradece el cerebro a la hora de analizar.

Acciones

 

Con los motivos de fracaso clasificados en dimensiones y transformados en acciones positivas, llega el paso final.

¿Cómo jugar con este conjunto de acciones para que sea una ayuda en la diagnosis empresarial y la priorización de objetivos?

Hemos creado un eje para priorizar las acciones combinando dos variables:

1) Si lo llevamos bien (o lo llevamos mal).

2) Si dependemos de otras personas para conseguirlo (o es un trabajo interno y tenemos más autonomía para conseguir el objetivo).

Esta combinación de variables nos parece muy útil para priorizar, pero se podría construir otro tipo de eje. Lo bonito del análisis creativo es que nunca hay una sola forma de hacer las cosas. Lo importante es que sea útil, que sirva para comprender dónde estamos y priorizar las energías.

Ahora sí, toca mojarse y colocar las acciones en el eje:

  • En el extremo izquierdo lo más prioritario: lo que llevamos mal y dependemos de otr@s.
  • En el eslabón siguiente colocamos las acciones que llevamos mal y depende de nosotr@s.
  • En mitad del eje, lo que no llevamos mal pero podemos mejorar.
  • En el eslabón siguiente hacia la derecha, lo que llevamos bien y depende de nosotr@s.
  • Y en el extremo derecho lo que llevamos bien y depende de otr@s (¡lo más difícil que estamos consiguiendo!)

 

Priorizar

¿Ha cambiado la sensación del inicio, cuando partíamos de 30 motivos de fracaso que nos abrumaban?

Esta es nuestra contribución al debate sobre la farsa de las startups: la creación de un ejercicio de análisis para reducir el riesgo de fracaso, para identificar las acciones prioritarias, enfocar la estrategia a medio plazo, concretar dónde invertir los recursos (siempre escasos) y, finalmente, visibilizar lo que llevamos bien para no olvidarnos de la importancia de cuidarnos y celebrar los logros.

¿Cómo priorizarías estos motivos de fracaso transformados en acciones, con tu empresa, entidad o proyecto?

Si te abruma, no te preocupes, te ayudamos en el análisis para comprender por qué suceden las cosas y priorizar 🙂

 

«Si en las próximas décadas queremos generar proyectos innovadores perdurables en el tiempo, que traigan empleo de calidad y un crecimiento del tejido productivo, bien estará cambiar lo que vivimos hoy, comprender por qué suceden las cosas y trabajar para un mundo mejor».

 

 

 

Propuesta

Nunca es triste la verdad

…Lo que no tiene es remedio… Esta canción de Serrat envuelve este momento de escribir; ojalá te envuelva a ti también mientras lees este escrito dedicado al vacío que deja una propuesta caída, un presupuesto no aceptado, un proyecto que no se hará.

 

A veces te explican los motivos, a veces casi no te dan explicaciones, y a veces te consuelan con palabras sobre futuros prometedores a los que es mejor no agarrarse en este primer momento. Lo que tenga que venir vendrá, y ahora mismo lo que acaba de venir es un no por respuesta. Recoge este no, acoge el hueco que deja, escucha su silencio. Respira.

 

Los datos son grandes aliados en estos truth-moments de la tarea comercial. ¿Qué ratio de conversión tienes? ¿Esta propuesta caída cambia la tendencia o la refuerza? En estos dos años de actividad de Visirius, un 40% de las propuestas caen, un 30% quedan en stand-by un tiempo considerable y un 30% se convierten en proyectos. En Visirius los «no» son más frecuentes que los «sí» y estamos aprendiendo a gestionarlo.

 

Ahora viene lo difícil: que la desilusión no mate la ilusión con la que has hecho la propuesta imaginándote trabajando en ese proyecto. Esta ilusión con la que hacemos las propuestas nos diferencia de los presupuestos hechos con un software, por mucha inteligencia artificial que contenga. Que el miedo a la desilusión no nos conduzca a hacer las propuestas sin ilusión: esas propuestas que, si caen, es verdad que no duelen tanto pero enseñan mucho menos.

 

Vamos, pregúntate: ¿qué has aprendido haciendo esta propuesta? ¿Te has adentrado en un sector que desconocías? ¿Has descubierto fuentes de información? ¿Has ampliado tu red contactando con un nuevo proveedor? ¿Has hecho un diseño más elegante? ¿Has sintetizado mejor la metodología? ¿Has desarrollado mejor los para qué, la utilidad del proyecto? Eso es lo que vale: lo que descubres, lo que mejoras, lo que aprendes.

 

No huyas todavía de esta sensación de pérdida, puede enseñarte algo más: crea, moldea esta energía y transfórmala en algo nuevo, en algo que no existía antes. Crea un nuevo objetivo, crea orden en los documentos que se han generado, crea un mail o una llamada para informar a las personas implicadas que les ayude a mantener su ilusión en las propuestas que seguro vendrán. Yo he creado este post. ¿Qué creas tú?

 

 

DAFO – DARP Visirius

Presentamos un DAFO enriquecido. Del cruce de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades, emerge el DARP: Desafíos, Advertencias, Riesgos y Potencialidades.

Un ejercicio de Sinceridad, Transparencia, Análisis y Síntesis que nos ayude a enfocar, a decidir, a marcar el rumbo. ¿Qué preguntas guían la elaboración de este DAFO – DARP?

Leer más