Artículos en el Blog de Visirius sobre formaciones en las que participamos

Aprender Infografía

Aprendiendo a hacer infografías

La intención de este post es compartir los aprendizajes del curso La Infografía: entre el arte y el periodismo, de Jaime Serra en Domêstika. Un curso lleno de reflexiones para aprender a incorporar lo visual en el análisis de datos.

Ojalá este post te motive a hacerlo. Y si ya lo has hecho, ojalá te motive a compartir lo aprendido.

El curso aporta teoría con los vídeos y una cantidad tremenda de referencias a artículos, libros y audiovisuales. Pero lo más importante es que te reta a hacer ejercicios, a vencer el miedo paralizante por no saber. Porque como mejor se aprende es practicando. Porque lo bonito de aprender a hacer infografías es hacerlas, con lo que tienes, con lo que sabes, con lo que eres.

Así que el primer ejercicio consiste en responder a la pregunta ¿Quién soy? con una frase que te represente evitando explicar a qué te dedicas (aunque hagas según eres, no -sólo- eres lo que haces).

Presentacion

 

Entramos en materia: La estética como ética, como una forma de ver el mundo, pensar una realidad concreta y representarla buscando la imagen, la plástica, la textura, la paleta cromática. Contar una historia utilizando cuantos menos elementos, mejor. Lo que no suma, resta.

Y el ejercicio consiste en Visualizar una porción de tu vida cotidiana con un clásico modelo de representación estadística. Buena parte de mi vida cotidiana gira alrededor de Visirius, y uno de mis grandes retos es trabajar la presencia virtual con esta web escribiendo posts como el que estás leyendo. Quise representar qué efecto han tenido los posts del blog en las visitas a la web para demostrar la importancia de comunicar.

Blog

 

En la unidad «Construyendo verdades con datos» plantea Hacer una gráfica sobre tu felicidad. ¿Cómo representar algo intangible? ¿Qué importancia tiene la veracidad? ¿Qué ejercicios son intemporales y cuáles representan un momento determinado? Me pregunté: ¿mi felicidad más cercana podría ser el día promedio que contiene un poco de todo lo hecho y sentido en una semana? Y representé mi vida justo en la semana que estaba haciendo el curso. Creacción. Real Time.

Semana

Siete días después de colorear un cuadradito por hora vivida según la dedicación (colores) y el estado de ánimo (hacia arriba o hacia abajo del eje) descubrí que el día promedio es un vaivén emocional repleto de actividades que, más que felicidad, evoca ansiedad. Mi día promedio no se parece a ningún día vivido; el promedio, como tantas veces sucede en estadística social, no representa a nadie. Es tan objetivo que pierde toda subjetividad. Mi felicidad es que los días sean distintos.

 

Y llegamos al Proyecto final donde da completa libertad y nos reta a hacerle pensar, ¡al maestro!

Nos recomienda el aburrimiento como gran fuente de inspiración creativa y anima a dibujar lo que te imaginas antes de editar en ordenador: porque si no lo puedes dibujar, no lo has entendido. Y a mí me inspiró la naturaleza, su crecimiento lento lleno de hojas y flores hasta dar frutos. Quise trabajar con los datos recopilados de la acción comercial para visualizar la tremenda dedicación que supone vender cada proyecto.

Manual

Y finalmente, la infografía editada:

Infografia

[/av_one_full]

Porque quiero vender mis servicios profesionales como quien cultiva las semillas para que den fruto. Porque quiero hacer crecer este proyecto y, con él, crecer yo. Gracias, Jaime, por este curso en el que desarrollar el pensamiento visual …y el pensamiento en general…

 

Prototipar

Prototipar es lanzarse

 

Llueve en esta tarde de otoño. El mejor momento para escribir, para encerrarse en este espacio dedicado a la reflexión sobre la experiencia de emprender.

 

Visirius fue uno de los ocho proyectos seleccionados para el programa «Tarragona Innovación Social: prototipar con proyectos de innovación social» desarrollado por Tarragona Impulsa (el departamento de promoción económica del Ayuntamiento de Tarragona) y Lazzum (que sabe qué significa emprender porque lo vive a diario facilitando herramientas para que otros proyectos consigan el impacto social que anhelan). Formación para emprendedoras hecha por emprendedoras; y en femenino porque aunque no iba dirigida solo a mujeres, no hubo ni un solo emprendedor.

Tarragona

En este post queremos detallar cinco acciones que hicimos en este intensivo, y que recomendamos hacer a todos los proyectos que quieran mejorar, cualquiera que sea el momento evolutivo en el que estén.

Ahí van:

1ª – ¿Podrías plasmar en un díptico qué servicios ofreces?

Esta fue nuestra primera edición de un díptico – carpetilla

Diptico

 

2ª – ¿Cómo sintetizarías la complejidad de tu modelo de negocio en un mind mapping?

Nosotras utilizamos los motivadores materiales de Manual Thinking

MindMapping

 

3ª – ¿Qué necesidades percibes de tus clientes reales y potenciales para modelar tu propuesta de valor?

Lo volcamos en el potente canvas de Strategyzer

Canvas

 

4ª – ¿Eres capaz de transmitir la intención de tu proyecto en menos de un minuto?

Aquí explicamos Visirius ¡en 54 segundos!

(el vídeo está en catalán; si quieres leer los subtítulos en español clica en el primer icono abajo a la derecha)

 

5ª – En la última sesión de julio proyectamos los objetivos a tres meses vista construyendo un cuadro diferenciando las dimensiones empresariales y los distintos status.

Y a finales de octubre nos reunimos para ver qué habíamos conseguido, qué había que mejorar, qué necesidades habían emergido… y para compartir, sobretodo compartir.

Objetivo

¿Qué aprendimos participando en este programa?

Que prototipar es lanzarse, es vencer el miedo a no ser perfecta, ni tan siquiera a desearlo, que es en la acción y en la imperfección que contiene toda acción donde más se aprende.

Y ahora Visirius ya forma parte de la Comunidad Lazzum que une distintos proyectos emprendedores con los que compartimos la voluntad de trabajar para un mundo mejor. ¿Suena utópico? Hemos aprendido que lo primordial es lanzarse…

Participa