Propuesta

Nunca es triste la verdad

…Lo que no tiene es remedio… Esta canción de Serrat envuelve este momento de escribir; ojalá te envuelva a ti también mientras lees este escrito dedicado al vacío que deja una propuesta caída, un presupuesto no aceptado, un proyecto que no se hará.

 

A veces te explican los motivos, a veces casi no te dan explicaciones, y a veces te consuelan con palabras sobre futuros prometedores a los que es mejor no agarrarse en este primer momento. Lo que tenga que venir vendrá, y ahora mismo lo que acaba de venir es un no por respuesta. Recoge este no, acoge el hueco que deja, escucha su silencio. Respira.

 

Los datos son grandes aliados en estos truth-moments de la tarea comercial. ¿Qué ratio de conversión tienes? ¿Esta propuesta caída cambia la tendencia o la refuerza? En estos dos años de actividad de Visirius, un 40% de las propuestas caen, un 30% quedan en stand-by un tiempo considerable y un 30% se convierten en proyectos. En Visirius los “no” son más frecuentes que los “sí” y estamos aprendiendo a gestionarlo.

 

Ahora viene lo difícil: que la desilusión no mate la ilusión con la que has hecho la propuesta imaginándote trabajando en ese proyecto. Esta ilusión con la que hacemos las propuestas nos diferencia de los presupuestos hechos con un software, por mucha inteligencia artificial que contenga. Que el miedo a la desilusión no nos conduzca a hacer las propuestas sin ilusión: esas propuestas que, si caen, es verdad que no duelen tanto pero enseñan mucho menos.

 

Vamos, pregúntate: ¿qué has aprendido haciendo esta propuesta? ¿Te has adentrado en un sector que desconocías? ¿Has descubierto fuentes de información? ¿Has ampliado tu red contactando con un nuevo proveedor? ¿Has hecho un diseño más elegante? ¿Has sintetizado mejor la metodología? ¿Has desarrollado mejor los para qué, la utilidad del proyecto? Eso es lo que vale: lo que descubres, lo que mejoras, lo que aprendes.

 

No huyas todavía de esta sensación de pérdida, puede enseñarte algo más: crea, moldea esta energía y transfórmala en algo nuevo, en algo que no existía antes. Crea un nuevo objetivo, crea orden en los documentos que se han generado, crea un mail o una llamada para informar a las personas implicadas que les ayude a mantener su ilusión en las propuestas que seguro vendrán. Yo he creado este post. ¿Qué creas tú?

 

 

8 comentarios
  1. revu
    revu Dice:

    Querida con cada propuesta crecemos, como tú has escrito de una forma tan bella. La competición económica solo deja vacío , pero otras formas de ser empresaria son posibles. Y tú eres la prueba de ello. Me siento muy orgullosa de compartir común Contigo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.