Entradas

Aprender Infografía

Aprendiendo a hacer infografías

La intención de este post es compartir los aprendizajes del curso La Infografía: entre el arte y el periodismo, de Jaime Serra en Domêstika. Un curso lleno de reflexiones para aprender a incorporar lo visual en el análisis de datos.

Ojalá este post te motive a hacerlo. Y si ya lo has hecho, ojalá te motive a compartir lo aprendido.

El curso aporta teoría con los vídeos y una cantidad tremenda de referencias a artículos, libros y audiovisuales. Pero lo más importante es que te reta a hacer ejercicios, a vencer el miedo paralizante por no saber. Porque como mejor se aprende es practicando. Porque lo bonito de aprender a hacer infografías es hacerlas, con lo que tienes, con lo que sabes, con lo que eres.

Así que el primer ejercicio consiste en responder a la pregunta ¿Quién soy? con una frase que te represente evitando explicar a qué te dedicas (aunque hagas según eres, no -sólo- eres lo que haces).

Presentacion

 

Entramos en materia: La estética como ética, como una forma de ver el mundo, pensar una realidad concreta y representarla buscando la imagen, la plástica, la textura, la paleta cromática. Contar una historia utilizando cuantos menos elementos, mejor. Lo que no suma, resta.

Y el ejercicio consiste en Visualizar una porción de tu vida cotidiana con un clásico modelo de representación estadística. Buena parte de mi vida cotidiana gira alrededor de Visirius, y uno de mis grandes retos es trabajar la presencia virtual con esta web escribiendo posts como el que estás leyendo. Quise representar qué efecto han tenido los posts del blog en las visitas a la web para demostrar la importancia de comunicar.

Blog

 

En la unidad «Construyendo verdades con datos» plantea Hacer una gráfica sobre tu felicidad. ¿Cómo representar algo intangible? ¿Qué importancia tiene la veracidad? ¿Qué ejercicios son intemporales y cuáles representan un momento determinado? Me pregunté: ¿mi felicidad más cercana podría ser el día promedio que contiene un poco de todo lo hecho y sentido en una semana? Y representé mi vida justo en la semana que estaba haciendo el curso. Creacción. Real Time.

Semana

Siete días después de colorear un cuadradito por hora vivida según la dedicación (colores) y el estado de ánimo (hacia arriba o hacia abajo del eje) descubrí que el día promedio es un vaivén emocional repleto de actividades que, más que felicidad, evoca ansiedad. Mi día promedio no se parece a ningún día vivido; el promedio, como tantas veces sucede en estadística social, no representa a nadie. Es tan objetivo que pierde toda subjetividad. Mi felicidad es que los días sean distintos.

 

Y llegamos al Proyecto final donde da completa libertad y nos reta a hacerle pensar, ¡al maestro!

Nos recomienda el aburrimiento como gran fuente de inspiración creativa y anima a dibujar lo que te imaginas antes de editar en ordenador: porque si no lo puedes dibujar, no lo has entendido. Y a mí me inspiró la naturaleza, su crecimiento lento lleno de hojas y flores hasta dar frutos. Quise trabajar con los datos recopilados de la acción comercial para visualizar la tremenda dedicación que supone vender cada proyecto.

Manual

Y finalmente, la infografía editada:

Infografia

[/av_one_full]

Porque quiero vender mis servicios profesionales como quien cultiva las semillas para que den fruto. Porque quiero hacer crecer este proyecto y, con él, crecer yo. Gracias, Jaime, por este curso en el que desarrollar el pensamiento visual …y el pensamiento en general…

 

Motivos

Comprender y priorizar

 

Sumergirse en un libro una tarde de domingo y devorarlo. Placer supremo.

Me sucedió con «La Farsa de las Startups. La cara oculta del mito emprendedor» de Javier López Menacho, editado por Libros de la Catarata.

Farsa

«Si este libro arroja algo de luz ante el abismo, y sirve para advertir de lo que conlleva emprender en un universo entregado a su propia farsa, habrá cumplido su propósito».

Lo cumple con creces, arroja muchísima luz ante esta incertidumbre que es emprender. Y con este post queremos contribuir al debate alrededor de esta farsa aportando lo que sabemos hacer: el análisis creando un ejercicio práctico y aplicable a empresas, proyectos y entidades, sean o no startups.

 

 

 

Todo el libro está plagado de ideas clave, pero el capítulo 7 es crucial: ¿Por qué fracasa una startup?

En él se enumeran 30 motivos de fracaso. Vistos así, de golpe, la sensación es abrumadora. Con este listado (y muchos post-it) como punto de partida, proponemos una serie de transformaciones para que esta información de tanto valor, en vez de abrumarnos, nos ayude a mejorar.

 

Motivos

Estructurar la información siempre ayuda a clarificar una problemática.

A partir de aquí empieza nuestra aportación que consiste en clasificar los 30 motivos de fracaso en 5 dimensiones que hemos identificado (podrían ser más, podrían ser menos y podrían ser otras):

  1. Análisis del mercado
  2. Desarrollo de productos y servicios
  3. Organización interna
  4. Robustez financiera
  5. Estrategia
Dimensiones

 

Aunque suene a tópico de autoayuda, pensar en positivo nos da más fuerzas que pensar en negativo.

Así que en vez de hablar de motivos de fracaso, le damos la vuelta y transformamos cada motivo de fracaso en una acción que se pueda trabajar, en un objetivo a conseguir. El contenido es el mismo, la energía es la opuesta.

Y para darle más fuerza identificamos cada dimensión con un color distinto; los colores, ese recurso visual tan sencillo que tanto agradece el cerebro a la hora de analizar.

Acciones

 

Con los motivos de fracaso clasificados en dimensiones y transformados en acciones positivas, llega el paso final.

¿Cómo jugar con este conjunto de acciones para que sea una ayuda en la diagnosis empresarial y la priorización de objetivos?

Hemos creado un eje para priorizar las acciones combinando dos variables:

1) Si lo llevamos bien (o lo llevamos mal).

2) Si dependemos de otras personas para conseguirlo (o es un trabajo interno y tenemos más autonomía para conseguir el objetivo).

Esta combinación de variables nos parece muy útil para priorizar, pero se podría construir otro tipo de eje. Lo bonito del análisis creativo es que nunca hay una sola forma de hacer las cosas. Lo importante es que sea útil, que sirva para comprender dónde estamos y priorizar las energías.

Ahora sí, toca mojarse y colocar las acciones en el eje:

  • En el extremo izquierdo lo más prioritario: lo que llevamos mal y dependemos de otr@s.
  • En el eslabón siguiente colocamos las acciones que llevamos mal y depende de nosotr@s.
  • En mitad del eje, lo que no llevamos mal pero podemos mejorar.
  • En el eslabón siguiente hacia la derecha, lo que llevamos bien y depende de nosotr@s.
  • Y en el extremo derecho lo que llevamos bien y depende de otr@s (¡lo más difícil que estamos consiguiendo!)

 

Priorizar

¿Ha cambiado la sensación del inicio, cuando partíamos de 30 motivos de fracaso que nos abrumaban?

Esta es nuestra contribución al debate sobre la farsa de las startups: la creación de un ejercicio de análisis para reducir el riesgo de fracaso, para identificar las acciones prioritarias, enfocar la estrategia a medio plazo, concretar dónde invertir los recursos (siempre escasos) y, finalmente, visibilizar lo que llevamos bien para no olvidarnos de la importancia de cuidarnos y celebrar los logros.

¿Cómo priorizarías estos motivos de fracaso transformados en acciones, con tu empresa, entidad o proyecto?

Si te abruma, no te preocupes, te ayudamos en el análisis para comprender por qué suceden las cosas y priorizar 🙂

 

«Si en las próximas décadas queremos generar proyectos innovadores perdurables en el tiempo, que traigan empleo de calidad y un crecimiento del tejido productivo, bien estará cambiar lo que vivimos hoy, comprender por qué suceden las cosas y trabajar para un mundo mejor».

 

 

 

Propuesta

Nunca es triste la verdad

…Lo que no tiene es remedio… Esta canción de Serrat envuelve este momento de escribir; ojalá te envuelva a ti también mientras lees este escrito dedicado al vacío que deja una propuesta caída, un presupuesto no aceptado, un proyecto que no se hará.

 

A veces te explican los motivos, a veces casi no te dan explicaciones, y a veces te consuelan con palabras sobre futuros prometedores a los que es mejor no agarrarse en este primer momento. Lo que tenga que venir vendrá, y ahora mismo lo que acaba de venir es un no por respuesta. Recoge este no, acoge el hueco que deja, escucha su silencio. Respira.

 

Los datos son grandes aliados en estos truth-moments de la tarea comercial. ¿Qué ratio de conversión tienes? ¿Esta propuesta caída cambia la tendencia o la refuerza? En estos dos años de actividad de Visirius, un 40% de las propuestas caen, un 30% quedan en stand-by un tiempo considerable y un 30% se convierten en proyectos. En Visirius los «no» son más frecuentes que los «sí» y estamos aprendiendo a gestionarlo.

 

Ahora viene lo difícil: que la desilusión no mate la ilusión con la que has hecho la propuesta imaginándote trabajando en ese proyecto. Esta ilusión con la que hacemos las propuestas nos diferencia de los presupuestos hechos con un software, por mucha inteligencia artificial que contenga. Que el miedo a la desilusión no nos conduzca a hacer las propuestas sin ilusión: esas propuestas que, si caen, es verdad que no duelen tanto pero enseñan mucho menos.

 

Vamos, pregúntate: ¿qué has aprendido haciendo esta propuesta? ¿Te has adentrado en un sector que desconocías? ¿Has descubierto fuentes de información? ¿Has ampliado tu red contactando con un nuevo proveedor? ¿Has hecho un diseño más elegante? ¿Has sintetizado mejor la metodología? ¿Has desarrollado mejor los para qué, la utilidad del proyecto? Eso es lo que vale: lo que descubres, lo que mejoras, lo que aprendes.

 

No huyas todavía de esta sensación de pérdida, puede enseñarte algo más: crea, moldea esta energía y transfórmala en algo nuevo, en algo que no existía antes. Crea un nuevo objetivo, crea orden en los documentos que se han generado, crea un mail o una llamada para informar a las personas implicadas que les ayude a mantener su ilusión en las propuestas que seguro vendrán. Yo he creado este post. ¿Qué creas tú?

 

 

Fin de Curso

Sensación de Fin de Curso

Paramos un poco para echar la vista atrás y ver todo lo trabajado, las propuestas creadas, los proyectos hechos, las jornadas vividas, las personas conocidas… Fin de curso, tiempo para respirar.

 

En estos días de ralentizar el ritmo trabajaremos de puertas adentro, reconociendo todo lo que tenemos entre manos con la intención de visualizarlo en esta web: nuestro espejo virtual que ha quedado un poco desatendido mientras dedicábamos tanta energía a producción, a tarea comercial, al mundo real. Empezamos con este post.

Agradecemos profundamente todas las personas de empresas y entidades que han confiado en nuestra entrega para ayudarlas a crecer:

 

Aracoop

Seguimos en el Programa de Aracoop con un mentoraje lleno de valor que nos ayuda a pulir nuestra propuesta. Hemos compartido miedos e ilusiones con otras iniciativas emprendedoras (aquí puedes ver fotos de la última sesión colectiva) y hemos aprendido de trayectorias consolidadas. Día a día, la Red Visirius conecta con otras redes.

 

Y a finales de junio presentamos la candidatura a los Premios Emprèn de la Diputación de Tarragona, con este vídeo de 2 minutitos realizado por la cálida mirada de Produccions Saurines. Si te apetece verlo, ¡dale al play!

¡Feliz verano!

 

Propósitos

7 propósitos para 2017

Hoja en blanco. Lápiz y libreta de estreno, regalos de esta Navidad que ya ha quedado atrás. Empieza un nuevo año y la ocasión merece una lista de buenos propósitos que nos guíe: 7 propósitos con sus 7 indicadores para ir entrando en la órbita de 2017. Ahí van los de Visirius. ¿Tienes los tuyos?

Luna Visirius

PRIMERO. El que ya hemos empezado a hacer: escribir más en este blog. El año pasado escribimos mucho y publicamos muy poco. Rescatar una idea cada día y escoger una tarde calmada como la de hoy para sentarse a escribir pensando en publicar. Objetivo: un post al mes. Y si hay más, mejor.

SEGUNDO. Importantísimo en esta nueva vida como autónoma:  gestionar bien el tiempo, este bien tan preciado y tan escurridizo. Como objetivo nos hemos marcado mantener la distribución de las horas que hemos conseguido en estos primeros meses de actividad en 2016 (mantener los relativos sin aumentar los absolutos, que ya le echamos muchas horas…)

Horas Visirius

TERCERO. Sin viabilidad económica no hay proyecto emprendedor. Empezamos a facturar pero hay que aumentar dos indicadores que en 2016 han sido de un 38% (estos guiños de los datos).

La Ratio de Conversión: hemos presentado 24 proyectos, 9 de los cuales se han convertido en trabajos, en estudios.

CUARTO. El otro 38%, la Rentabilidad de las horas trabajadas. Se han facturado un 38% del total de horas dedicadas a proyectos. Hay que aumentar ambos indicadores para asegurar la viabilidad económica de Visirius. Da miedo, pero solo enfrentándonos al miedo vencemos las dificultades.

 

Banco Visirius

QUINTO. Fortalecer la red Visirius que ya se va creando, cuidar los contactos. El objetivo es empezar a trabajar con nuestro propio CRM (software para gestión de contactos). Arrancamos en breve con este trabajo invisible que fortalece los cimientos. Y apostamos por software libre.

SEXTO. Pertenecer a otras redes creadas en las que Visirius encaja. El objetivo es llegar a formar parte de 3 redes en las que ya hemos empezado a hacer el camino: Pam a Pam (mapa colaborativo con puntos de economía solidaria en Cataluña), la Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya (presentando el Balance Social) y Start up Catalonia (plataforma desarrollada por Acció y CatalunyaEmprèn). Nos queda mucho por hacer. Tenemos un año por delante.

SÉPTIMO Y ÚLTIMO. El que lo engloba todo: alimentar la vida que sostiene el trabajo con el que vamos haciendo realidad Visirius. Vivir (y trabajar) queriendo. El indicador lo llevamos dentro: se llama corazón…

 

«Que 2017 traiga calma para pensar hacia dónde queremos ir, y el empuje para hacerlo»

 

Gracias a Álex Puyol por la foto, y a Leve Gráfica por unas postales que ya van haciendo su camino…

DAFO – DARP Visirius

Presentamos un DAFO enriquecido. Del cruce de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades, emerge el DARP: Desafíos, Advertencias, Riesgos y Potencialidades.

Un ejercicio de Sinceridad, Transparencia, Análisis y Síntesis que nos ayude a enfocar, a decidir, a marcar el rumbo. ¿Qué preguntas guían la elaboración de este DAFO – DARP?

Leer más

Sin granularidad no hay síntesis

Haciendo la tan necesaria limpieza de papeles unos días después de haber presentado el primer estudio de mercado cuantitativo como Visirius, iba pensando cómo las personas que nos dedicamos a la investigación y el análisis nos movemos constantemente entre la granularidad y la síntesis. Y así he ido escribiendo este post, como una guía para […]